Información para encontrar, entender y difundir las nuevas tendencias en diseño, moda, tecnología, música y eventos.

Comer en tu lugar de trabajo no sólo es malo para ti, también afecta a tus compañeros, sobre todo si tu comida está ‘aromatizando’ el lugar. Y no sólo eso, también es terrible para tu día, ya que está demostrado científicamente que nuestro cerebro necesita descansar.

Si lo anterior no son motivos suficientes para que dejes de comer en tu lugar de trabajo, te mostramos cuatro más que dio a conocer Fast Company:

1. Si sales a comer eres capaz de prestar atención a tu comida.

yum

Lo que te permitirá  disfrutarla más.

2. Estimula tu pensamiento

eat

No sólo es agradable tener un ambiente diferente un rato del día, la exposición a otras personas y sus actividades es muy estimulante y divertido.

3. Te sentirás más equilibrado

equilibradoLa ciencia ha demostrado que si está constantemente en el modo de “abeja obrera”, entonces será más probable que te encuentres cansado.

Las personas que se cansan tienden a no ser tan productivos en su trabajo. Así que comer lejos de tu escritorio ayuda a disminuir tu probabilidad de agotamiento y aumenta tu estado de alerta al regresar.

4. Te sentirás mejor en tu empleo y en tu vida

feel

Sentir que “tienes que” o “debes” comer en tu lugar puede hacer sentirte peor sobre tu trabajo. Por eso la re-calibración es sutilmente productiva, para permitirte a ti mismo alejarte por un momento y así sentirte mejor.

Publicado en Swagger