Disminución de productividad es un indicio

Después de escuchar dos incómodas y altisonantes alarmas a su costado, Saúl sigue sin levantarse. En duermevelas aplaza el tiempo de levantarse. Aunque sabe que su trabajo está a una hora distancia, sin tránsito, no quiere quitarse las sábanas de encima.
Mientras tanto, dos horas después de que Saúl saliera, con calma y lento de su casa, en la oficina su equipo de trabajo se pregunta dónde está Saúl. Nadie sabe, todos ignoran la pregunta esperando que el más osado conteste: no hay nadie aventado. Dos sanciones por retardo y una más se avecinan. Saúl llega y, despojado de toda vergüenza, acepta con cierto orgullo la sanción.
Las actitudes de Saúl son un signo de que este trabajador no se siente a gusto en la empresa y, muy probablemente, esté pensando renunciar.

Sin embargo, éste no es el único indicio, por lo que se plantean los siguientes:

13 comportamientos de fuga de personal

  1. La productividad del trabajo disminuye más de lo habitual.
  2. Se ve considerablemente menos participativo en equipo.
  3. Ahora, la cantidad de trabajo es mínima.
  4. La relación laboral con su mánager.
  5. La disposición y compromiso a largo plazo viene a la baja.
  6. De su actitud, ni hablemos: es muy cuestionable.
  7. Del esfuerzo y motivación en el trabajo hay que decir una cosa: no existe.
  8. Se distrae mucho. Su atención en los asuntos serios se lanzó al vacío.
  9. Se nota molesto y descontento. Ninguna labor lo mantiene feliz.
  10. El descontento, va en paracaídas: ¡Sube y sube y sube!
  11. Los horarios de labor se acortan: sale temprano sin un porqué evidente.
  12. De la organización se olvidaron. No saben qué significa.
  13. ¿Otro cliente? Qué fastidio, se dicen una y otra vez.

Además existen otras características que muestra un trabajador para dejar claro su descontento. Por ejemplo, es evidente que ha dejado de usar ropa más elegante para asistir a sus labores, olvida, intencionalmente, su currículum en la impresora o falta al trabajo con la justificación de una enfermedad.

A decir del INEGI, la “Búsqueda de trabajo por insatisfacción con el actual” hasta el primer trimestre de 2010, revela que el grupo de habitantes entre los 30 y 39 años, es quien más busca nuevas oportunidades con un porcentaje de 15.8; asimismo, en ese mismo lapso, son los hombres quienes abanderan la lista, con 10. 06% ante un 7.88% de las mujeres.

Un consejo que les puede servir a los gerentes es retener a sus empleados estrella en el corto plazo. Por lo general, las organizaciones tienen un problema por la rotación con las intervenciones a gran escala para mejorar el compromiso departamental o a nivel de empresa, satisfacción en el trabajo, y el compromiso de trabajo. Estas estrategias pueden funcionar, pero ellos tienen tiempo para diseñar y poner en práctica. Pensar en términos de riesgo de la rotación de empleados específicos le permite invertir su tiempo y recursos a aquellos empleados que crean el máximo valor y en realidad están en riesgo de dejar.

Hay muchas formas de poner en consideración a los empleados. Algunas de ellas son las siguientes:

  1. Mantener contacto uno-a-uno con los empleados de alto rendimiento. Atender a aquello que los mantiene laborando y los impulsa a crecer dentro de la empresa.
  2. Adelantarse, ante una serie de conductas nocivas, a la eventual salida de un empleado buscando un nuevo integrante de la compañía.
  3. Alentar a aquel que se muestre comprometido con su trabajo para que nutra de energía a su equipo.

Como ves, hay soluciones ante la esporádica salida de algún miembro de equipo, y también soluciones para motivar a quien se saben interesados en el proyecto de la empresa.