La formación en la mayoría de estos nuevos trabajos no responde a una carrera en concreto y aún no existe un plan universitario para ellas. En una carrera tradicional se suele partir de varios caminos y completarse con cursos o posgrados.

1. Analistas y programadores de Internet de las cosas (IoT)

El 15 % se incrementará su fuerza laboral para el año 2020, profesionales con conocimientos analíticos, de programación y lógica, con capacidad de sacar partido a la llegada de estas tecnologías. Serán trabajadores formados en ingeniería informática, como el resto de las ingenierías con amplios conocimientos de programación sobre Internet de las cosas y big data.

2. Arquitecto de nuevas realidades

Talentos con conocimiento de desarrollo de videojuegos, sociología y psicología. Su formación debe incluir programación, gamificación, realidad virtual y aumentada con complementación en nociones de humanidades. Se abrirán puertas para quienes empiecen por la programación que avancen hacia humanidades, y su aplicación a las nuevas tecnologías, ya que tendrán impacto en áreas específicas como la arquitectura “tradicional”.

3. Científico de datos

El big data ya es una realidad del presente, se aplica en las empresas y su futuro está ligado al desarrollo del Internet de las cosas, con conocimientos analíticos de programación y lógica, así como en matemáticas o estadística con aplicación a las nuevas tecnologías.

4. Diseñador de órganos

Estamos frente a una evolución del médico “tradicional”, cuyo perfil será complementado con amplios conocimientos en impresión 3D y, por supuesto, en bioimpresión, lo que implica estar al día o investigar en el desarrollo de nuevos materiales y técnicas para lograr órganos cada vez más parecidos a los humanos.

5. Robotista

Profesional con conocimientos de ingeniería y ciencias de la computación que profundice en el desarrollo de robots con estabilidad dinámica, inteligencia y capacidad de empatía. Su formación de base en ingeniería e informática, con una permanente revisión de los avances en áreas como el Internet de las cosas, la inteligencia artificial o la impresión 3D. El diseño de los robots se parecerá más a un ser humano, que estarán más familiarizado con el cuerpo y su mecánica.

6. Diseñador de redes neuronales robóticas e inteligencia artificial

Personas especializadas en el funcionamiento de nuestro cerebro y su diseño de redes neuronal, con la tecnología necesaria para replicarlo de forma artificial. Deben tener conocimientos lógico-matemáticos, programación, filosofía para el desarrollo de nuevas aplicaciones sobre esta tecnología, programación de aplicaciones de inteligencia artificial, ingeniería informática, ya que para crear un robot que piense como una persona necesitarán apoyarse en determinadas ramas de las humanidades.

7. Terapeuta de empatía artificial

De los campos que se espera mayores avance en la robotización y que sea con la formación y el apoyo a personas con necesidades especiales, cognitivas, motoras o sensoriales. La llegada de los robots a las terapias se necesitará de personas con conocimientos de psicología, sociología, psiquiatría y, por supuesto, las nociones necesarias de programación y tecnología.

8. Impresor 3-D

Profesionales de todos los sectores de actividad, con conocimiento sobre las herramientas de impresión 3D, capaces de imaginar (e inventar) qué más se puede hacer con ellas. El desarrollo de la impresión 3D se combinará con otros avances, por lo que será necesario saber también de robótica o Internet de las cosas.

9. Protésico robótico

La llegada de los exoesqueletos mecánicos y las prótesis robóticas, devolverán a los miembros sus funciones y controlados por la mente a quienes los perdieron. Será necesario profesionales con conocimientos de robótica, impresión 3D, biología, avances en telepatía y telequinesis con tecnologías informáticas, exigirá el perfil de un médico que este familiarizado con esa tecnología.

10. Ingeniero de nanorobots médicos

La nanomedicina, disciplina que está experimentando con el empleo de nanorobots para, entre otros usos, transportar fármacos por dentro del cuerpo. Se podrá recurrir a nanobots cerebrales para prevenir ataques epilépticos. Profesionales del mundo médico con conocimientos multidisciplinares que abarquen tanto la ingeniería y la computación, como la biología y el conocimiento tradicional de la práctica médica. Sus conocimientos se complementen en robótica, para saber los efectos que puede tener la nanotecnología dentro del cuerpo humano.

11. Abogado especializado en drones y ciberseguridad

Se necesita un nuevo marco legal de conocimientos de tecnología y su marco regulador, que sean conscientes del impacto de estos avances sobre nuestras vidas y negocios. Hace falta un cambio de actitud y cierto esfuerzo.

El País